"SI LA VIDA TE DA LA ESPALDA, PELLISQUELE LAS NALGAS"

"SI LA VIDA TE DA LA ESPALDA, PELLISQUELE LAS NALGAS"
EL FUTURO ES EL UNICO LUGAR QUE ME INTERESA MODIFICAR DESDE EL PRESENTE. PUES ES ALLI DONDE PASARE EL RESTO DE MI VIDA.

JAIME GARZON Y HERIBERTO DE LA CALLE

Loading...

domingo, 10 de junio de 2007

ENSAYO SOBRE LA TECNICA VOCAL



LA VOZ EN EL QUEHACER TEATRAL

Mucho se ha dicho que la voz en el quehacer teatral funciona a manera de otra extensión del cuerpo, de ahí que se halla elaborado cantidad de técnicas para el trabajo vocal.

La creación sonora y vocal en el trabajo de actuación radica desde lo mas básico que es la respiración, posteriormente la resonancia y por ultimo la dosificación, la articulación, la dicción y la proyección; herramientas importantes para lograr que la palabra tenga fuerza, carácter y significado.

La dinámica funciona acorde con el proceso actoral, dándole al actor una sensibilidad radicada en la relajación y la naturalidad de su trabajo, cuando funciona tanto la voz como el cuerpo de manera acorde, el actor puede sentirse seguro, verosímil y hacer que su labor adquiera calidad y carácter.

Desde la interpretación hasta como sale una palabra dirigida al espectador tiene todo un proceso vocal que reúne la parte actoral, es decir, la parte de las acciones. Cabe anotar que la palabra es una acción y por ende debe ser limpia, secuencial, oportuna y bien elaborada.

El trabajo vocal en la actuación permite que el actor se apropie de su cuerpo, que haga una introspección y esté constantemente evaluando que pasa en cada momento de la producción sonora, la voz al igual que el cuerpo requieren de una labor de exploración individual, cada persona sabe como debe adecuar su organismo para lograr un objetivo especifico.

El actor en medio de su exploración debe ser conciente de sus falencias y debe saber como enfrentarlas para corregirlas, a medida que el trabajo vocal se asume como una responsabilidad de cada actor, la asimilación de los procesos de respiración, resonancia, dosificación, articulación, dicción y proyección, se deben ir quedando en un orden inconsciente, es decir, la dinámica de los procesos vocales se debe convertir en parte de la vida cotidiana, de esta manera, el actor en escena no estará preocupado pensando en la parte técnica de la voz, sino en lo que le compete al personaje, hilando y articulando lo emocional, la interpretación, las acciones, las relaciones tanto entre personajes cómo con los objetos en escena.

La escena es el lugar que busca la unificación de la voz y la expresividad corporal en función de un hecho representativo, expresivo y comunicativo. La dependencia de las dos prácticas es inminente para el desarrollo de una acción escénica. La escena no permite errores, la escena no contempla la posibilidad de explicaciones, si partimos de la premisa que argumenta que el teatro es efímero, podemos decir entonces: (lo que no se vea o se escuche en escena no tendrá otra oportunidad de justificación).

Ahondemos, semiológica e históricamente los antecedentes primarios de los procesos comunicativos relacionados a la voz, de esta manera hallaremos la importancia prehistórica y su repercusión actual, que no deja de ser igualmente importante, pero si, descuidada.

“El pensamiento surgió ligado con el dialogo. Un individuo relataba acontecimientos y otro escuchaba los relatos. Se había producido el cambio de la inteligencia práctica, animal, hacia la inteligencia representativa humana.

El locutor relataba acontecimientos ocurridos o por ocurrir y el escucha decodificaba la información para tratar de comprender de lo que se estaba “hablando”. De esta manera, emergían entonces, las primeras formas de comunicación exclusivamente humanas.

El logro de la comunicación oral radica en que ya no es necesario aprender por experiencia directa. Las cosas empezaron a reemplazarse por conceptos y por imágenes, por ejemplo, en lugar de señalar un mamut, se constituye la idea o concepto de mamut. La importante de este proceso, es que, al escuchar la palabra, en el cerebro emerge el concepto o la imagen mental de mamut.

Desde entonces hasta ahora se siguen empleando los conceptos y las imágenes como únicas herramientas con que cuenta el pensamiento para pensar. Mediante palabras e imágenes el pensamiento puede traer al presente acontecimientos ocurridos o también anticiparlos”.1

Así pues, la comunicación vocal no solo abre horizontes en el quehacer teatral, sino que, permea espacios tan cotidianos como la vida misma.
De esta manera concluimos diciendo que todo ser humano se expresa y se comunica en su vida cotidiana, pero cada ser humano que es actor tiene una dualidad, su cotidianidad y su teatralidad, por ello, debe perfeccionar su teatralidad en pro de no permitir que se vea como su cotidianidad, el actor en escena es cuerpo y voz en función de un personaje que vive en el lado ficticio de lo efímero, el actor vive en el lado real de la vida.


1. ARENS, H. La Lingüística. Sus textos y su evolución desde la antigüedad hasta nuestros días, Madrid, Gredos, 1976.
SAÚL GONZÁLEZ

No hay comentarios.: